Chaqueñas adhirieron al Paro Internacional de Mujeres del #8M

En la primera asamblea de las trabajadoras de la comunicación del Chaco se decidió adherir al Paro Internacional de Mujeres (PIM) del #8M, la jornada de lucha que se replicará en más de 50 países. La modalidad será sin asistencia a los lugares de trabajo y con participación en la marcha. Las trabajadoras también invitaron a las mujeres de toda la provincia que están en los medios y espacios de comunicación a sumarse a las asambleas y marchar juntas el 8 de marzo.
Esta primera asamblea de las trabajadoras de la comunicación chaqueñas fue un hecho histórico en la historia sindical y mediática de la región, producto quizás del espíritu feminista que despertó el 32º Encuentro Nacional de Mujeres que vivió la provincia en octubre pasado y la necesidad de hacer oír la voz del sector en la jornada internacional de lucha del próximo Día de la Mujer. También porque en ella estuvieron presentes trabajadoras de radio, diarios, portales web, comunicación institucional, televisión y proyectos comunicativos independientes.
Entre las premisas más importantes que se dialogaron estuvo la necesidad de dar a conocer a la opinión pública la situación de las mujeres como trabajadoras de medios y comunicación, donde la precarización, la sobre explotación, la paga diferenciada por la misma función, el maltrato, el acoso y la restricción de acceso a puestos jerárquicos o secciones consideradas típicamente masculinas, la siguen sufriendo la mayoría de las compañeras. También se marcó la necesidad de que las trabajadoras de la comunicación del interior se sumen y organicen en sus lugares de origen, donde la realidad laboral es aún más paupérrima.
Nosotras paramos
La asamblea definió la adhesión al paro del 8 de marzo sin asistencia a los lugares de trabajo como una forma de demostrar la fuerza de las mujeres en los espacios de producción comunicacional y periodística. Vale aclarar que la medida cuenta con el aval del Sindicato de Prensa del Chaco, además de algunos gremios estatales en donde trabajan mujeres que hacen prensa institucional; y se dialogará con los demás gremios de la comunicación para lograr la adhesión.
El plenario también reconoció que el acatamiento de la huelga feminista puede ser difícil en algunos medios locales o para algunas trabajadoras precarizadas, por lo que se establecieron otras modalidades alternativas de adhesión para visibilizar la lucha del #8M.
En lucha
En la misma asamblea se decidió conformar el Frente de Trabajadoras de la Comunicación del Chaco, un espacio abierto a la participación de todas las mujeres que trabajan en el sector, independientemente de que estén o no afiliadas a los gremios de los medios. La primera entidad que acompañará a este frente es el Sindicato de Prensa del Chaco.
Las trabajadoras de la comunicación también participan de la mesa general del #8M en el Chaco, a quienes acercaran un texto para que sea incluido en el documento que está confeccionando la asamblea general y se leerá al final de la marcha del #8M.
La primera asamblea de las trabajadoras de la comunicación chaqueña reunió a mujeres que trabajan en radio, diarios, portales web, comunicación institucional, televisión y proyectos comunicativos independientes.
Para sumar a la mayor cantidad de trabajadoras de la comunicación, se definió que las asambleas se realizarán los jueves a las 14:30, en la sede del Sindicato de Prensa del Chaco, López y Planes 866.
De esta manera se suman a las mujeres que trabajan turno mañana y las que cubren el turno tarde-noche y la convocatoria es abierta a todas las que tienen interés de hacer oír su voz por una comunicación más igualitaria en el Chaco.